Estás en:Nuevas

A Diputación de A Coruña financia con 97.000 euros a atención a visitantes y la programación cultural del castillo de Vimianzo y los batáns de Mosquetín

Valentín González Formoso y Mónica Rodríguez firmaron hoy el convenio de colaboración para el año 2020

A Deputación da Coruña financia con 97.000 euros a atención a visitantes e a programación cultural do castelo de Vimianzo e os batáns de Mosquetín

A Diputación de A Coruña y el Ayuntamiento de Vimianzo colaborarán, un año más, en el mantenimiento del servicio de atención a visitantes y la programación cultural vinculada al castillo de la localidad y a los batáns de Mosquetín.

El presidente Valentín González Formoso, y la alcaldesa de Vimianzo, Mónica Rodríguez Ordóñez, y el diputado de Contratación, Xosé Lois Penas, firmaron esta mañana en la sed de la institución provincial el convenio por lo que el Ayuntamiento seguirá ocupándose durante el año 2020 del servicio de atención de visitantes, divulgación y organización de diversas actividades culturales tanto en la emblemática fortaleza medieval como en los batáns de Mosquetín.

Segundo estipula el texto, la Diputación abonará al Ayuntamiento de Vimianzo 97.000 euros, de los que 80.000 € se destinan a los servicios del castillo de Vimianzo y 17.000 para los batáns.

Ademáis de asumir el salario del personal encargado de las visitas guiadas en ambos elementos patrimoniales durante 2020, la Diputación colabora con Vimianzo en la financiación de actividades como la Muestra de Artesanía en Vivo del castillo, las rutas a pie por el valle de Vimianzo, las visitas teatralizadas, actuaciones musiciais y visitas nocturnas que tienen lugar durante el verano y otras actividades de divulgación del castillo como exposiciones temáticas, desfile de moda y lino o conferencias.

En el caso de los batáns de Mosquetín, la ayuda provincial sirve también para financiar el servicio de atención a visitantes, actividades lúdicas, culturales y gastronómicas, charlas y publicaciones en torno la este recurso etnográfico compuesto por seis batáns y tres molinos rehabilitados por la Diputación a finales de los años 90.